Blog

It is our purpose to generate content with social and development value, to seek to generate knowledge and active participation around issues of common interest.

3 iniciativas de liderazgo e innovación cívica en medio de la crisis.

Desde el inicio de la crisis, ocasionada por la pandemia de la COVID-19 y las medidas adoptadas por el gobierno para enfrentarla, Fundación Corona ha venido fomentando espacios virtuales para abrir espacios para discutir sus agendas, y su impacto frente a la coyuntura. Esta vez, a través de Participa+, un modelo de involucramiento ciudadano que se desarrolló junto a su aliado Movilizatorio, y el cual busca generar aportes técnicos y teóricos desde tres ejes fundamentales: Liderazgo social, Incidencia y Gobierno Abierto.Es por esto que los aliados abrieron un espacio para hablar con varios expertos sobre  las ventajas de la tecnología en tiempos de pandemia y cómo debemos afrontar los nuevos retos y oportunidades alrededor del involucramiento ciudadano.

El espacio contó con la participación de tres invitados, los cuales contaron sus experiencias alrededor de la tecnología al servicio de la democracia y su rol en la coyuntura que vive el país. María José Rubio, cofundadora de Colombia Cuida a Colombia, explicó cómo esta iniciativa es un vehículo de impacto colectivo que aspira extenderse más allá de la crisis, uniendo oferta y demanda de manera eficiente en áreas de trabajo como alimentación, salud, educación y reactivación económica. Para María José, se trata de unir la fuerza de las redes humanas con las soluciones digitales para favorecer a los más vulnerables durante esta pandemia y ayudar a acercar el Estado con los ciudadanos, eliminando intermediarios y apoyando soluciones de impacto que hoy involucran a más de 400 actores tanto gubernamentales como de la sociedad civil. 

Jorge Correa, Director Ejecutivo de EatCloud.com presentó las experiencias de esta iniciativa, que no nació propiamente la crisis de la COVID -19, pero que ha ayudado a  identificar donde están los alimentos que no se han podido vender y que están a punto de perderse, y los conecta con un ecosistema social, en este caso los bancos de alimentos, para entregar comida a quienes más lo necesitan. Rescatan alimentos para poblaciones vulnerables, generando beneficios económicos y sociales. Antes de la COVID-19, tenían presencia en Bogotá y Medellín,  hoy están 220 municipios con más de mil puntos de donación. 

Luis Hernando Aguilar, coordinador de Frena la Curva presentó sus experiencias en este tipo de soluciones de los terremotos de Haití, Chile y Nepal, Ecuador, la crisis de Libia y la epidemia del ébola en África, que sirvieron de base para adelantar esta iniciativa que ya hace presencia en 14 departamentos del país identificando oportunidades y conectándolas con la oferta gubernamental o de la sociedad civil a través de mapas digitales en los diferentes territorios en especial en asuntos de seguridad alimentaria y salud mental. A través de este proyecto, también se presta apoyo a iniciativas similares en España, Brasil, Ecuador y Honduras que atraviesan por difíciles momentos debido a la Covid-19.

Los invitados concuerdan en que las tecnologías cívicas, a pesar de los retos que enfrenta Colombia en materia tecnológica y el analfabetismo digital, son una gran apuesta precisamente para el cierre de estas brechas y para lograr impactar verdaderamente en las necesidades de la población ya que permiten configurarse sobre la marcha de la coyuntura, responder con productos y servicios viables y evolucionan rápidamente. También señalaron que pueden motivar el empoderamiento ciudadano ya que permiten democratizar el conocimiento e incentivar la participación más allá del ejercicio del voto en elecciones. 

Las nuevas tecnologías aplicadas al  liderazgo y la innovación civica, también permitirán, según algunas conclusiones del conversatorio, a que haya un impacto en lo político pues ayudan de alguna manera a coser el tejido social y a la construcción de país. En este punto, los invitados al conversatorio concuerdan que en sociedades o gobiernos donde no existe mayor transparencia, la innovación ciudadana puede ser vista como un obstáculo o no es bienvenida. 

El conversatorio estuvo moderado por Mónica Villegas, gerente de proyectos de Fundación Corona y Juliana Uribe, directora ejecutiva de Movilizatorio.

Vea todo el convensatorio aqu