Blog

Es nuestro propósito generar contenidos con valor social y de desarrollo, buscando generar conocimiento y participación activa en torno a temas de interés común.

Reflexión sobre el Foro Mujeres 2.0

Llamada de atención a las mujeres y al sector TIC.

El año pasado el Ministerio de las TICs anunció que se estima que para el 2018 habrá una brecha de talento humano en el sector de 93.400 vacantes para nuevos profesionales, la cua lno estamos preparados para suplir. Pero esta situación de talento humano no es exclusiva de Colombia. En la mayoría de los países también se evidencia este reto y se estima que habrá una carencia de 2 millones de profesionales calificados en el sector a nivel mundial (CEPAL, 2014)

Ante estas cifras es imposible no preguntarse: ¿cómo es que habrá tantas vacantes que no se podrán llenaren un país donde el desempleo es del 9,8% y, más aún, en un sector como el de las TICs que evidencia grandes oportunidades laborales como las que anunció en MinTIC?

Si bien la magnitud de las vacantes debe llamar la atención de los hombres y de las mujeres por igual, es un hecho que las cifras de participación de las mujeres en este campo son excesivamente bajas. En Colombia, solo el 39% de las personas que trabajan en la industria TI, son mujeres; y del total de cargos estratégicos, tan solo el 38% son ocupados por ellas(MIN TIC, 2016).

Estas cifras no plantean una preocupación feminista ni reivindicativa, sino una pregunta estructural ¿Qué debemos hacer para aumentar la participación de las mujeres en el sector TIC? Pero primero, ¿cuáles son sus causas? Este fue el motivo que nos llevó a realizar desde Fundación Corona y Next University, el pasado Foro Mujeres 2.0.

En el mundo laboral se hace evidente distintas barreras que desincentivan la permanencia de las mujeres en el campo de las Tics, y que traen como una de sus consecuencias un alto abandono del sector durante el transcurso de sus carreras por parte de las mujeres. Mientras en la mayoría de los campos del mercado laboral el porcentaje de mujeres que se cambia de un sector a otro es del 20%; en el de las ingenierías, la tecnología, las ciencias y las matemáticas es del 50% (Glass, 2013).

Según las intervenciones de los panelistas del Foro Mujeres 2.0 esto se debe a razones como que, popularmente, se cree que hay una alta incompatibilidad entre los roles tradicionales asociados a las mujeres (como la maternidad y el cuidado de la familia), y su vida laboral y profesional. Lo que afecta su decisión de estudio vocacional, o las lleva a renunciar a su carrera.

Por otro lado, las mujeres de este sector se encuentran con barreras para ascender en su vida profesional y acceder a cargos directivos, que incluyen una baja visibilidad en las empresas, sesgos discriminatorios en los procesos de promoción y evaluación, así como sesgos en la asignación de tareas.

No obstante, como se mencionó en el Foro Mujeres 2.0, el problema también tiene sus raíces desde la educación, o incluso mucho antes. De acuerdo con datos del Observatorio Laboral del Ministerio de Educación, de los estudiantes de ingeniería de sistemas en 2013, solo el 39% eran mujeres; y de los de ingeniería electrónica, solo el 18%.

Estas cifras, en contraste con las grandes ventajas y oportunidades que tiene el sector TIC, nos refuerzan la importancia de que el capital humano se deba formar y orientar hacia las necesidades del mercado laboral, sin importar estereotipos de género u otras condiciones. Además, hace un llamado a que en la agenda del país se necesiten urgentemente estrategias para promover una mayor participación de las mujeres en estas carreras.

Estas estrategias deben nacer desde la forma en que se orienta la educación de las niñas en edades muy tempranas, evitando reforzar estereotipos de género y promoviendo su acercamiento a las ciencias, tecnologías y matemáticas. Pero también debe pasar por estrategias de orientación socio ocupacional que motiven a las jóvenes a estudiar este tipo de carreras, e incluso por estrategias de visibilización de mujeres líderes del sector trabajo en el que los medios de comunicación también tienen un rol importante. Hasta estrategias empresariales que contemplen políticas de balance vida y trabajo, a la vez que estimulen prácticas transparentes para la contratación, la definición salarial y los ascensos.

No sin antes olvidar uno de los factores más importantes que se mencionó en el foro: debemos trabajar por mejorar la percepción de las mujeres hacia ellas mismas. Bastaría tan sólo tres palabras para cambiar muchos paradigmas: “Tú eres capaz”. No es un secreto decir que desde la misma sociedad vamos minando la autoestima de miles de niñas y adolescentes, e inculcándoles sin motivo cuáles son o no son sus talentos.

El país necesita hacer ese llamado, ese campanazo y esa alerta para las mujeres y para el sector, y precisamente esa fue la razón por la que quisimos hacer el Foro Mujeres 2.0. Ya cumplimos nuestra tarea, pero este fue tan sólo el primer paso. Aún falta mucho trabajar para pasar a la acción, y lograr aumentar la participación de las mujeres en el campo de la tecnología.

Necesitamos un país dinámico, incluyente, con oportunidades para todos y para esto tenemos que ser capaces de responder a los retos que se nos están presentando. En Fundación Corona seguiremos trabajando por superarlos.

Ángela Escallón

Directora Fundación Corona

ab